Archivos de la categoría ‘Mis sueños’

Yo me llamo Brandon. Nací en Tijuana, Baja California y cuando tenía un año me vine para Zapotitlán. A los dos años, entré de oyente al jardín de niños. Me acuerdo que en la clausura golpeé a un niño y me regañó mi mamá, pero aun estaba feliz por haber salido de jardín.

Cuando entre en la primaria, tenía mucho miedo pero también alegría. Rompí dos vidrios, me caí de la barda y me expulsaron cinco días. Luego me empecé a juntar con los “Sureños 13” de mi barrio. Mi homie es Nestor porque él se lleva más conmigo, a veces me cuida. Una vez me iba a caer del carro y él me salvó mientras los otros estaban comiendo moscas.

Así que esta es mi vida y no la cambiaría por nada. Mis sueños son tener un camaro gris, tener hijos y una casa en Los Angeles o en San Diego, California.


 

La Historia de Dario

Publicado: diciembre 13, 2010 en Mi vida, Mis sueños

Hola, yo soy Dario. Tengo 13 años de edad y soy cariñoso, alegre, feliz, y cuando mis compañeros me hacen algo, y yo no estoy jugando, me enojó mucho.

Los momentos que han cambiado mi vida fue cuando murió mi hermano y cuando lo fuimos a enterrar y mi mamá estaba internada.

Las personas que han cambiado mi vida fueron mis papás y mis hermanos. Mi sueño es conocer Estados Unidos y manejar un avión en México.


 

Historia de Sergio

Publicado: diciembre 13, 2010 en Mi vida, Mis sueños, Uncategorized

Yo me llamo Sergio, tengo 12 años y nací en el año de 1998. Mi cumpleaños es el 8 de Abril. El deporte que me gusta es el futbol y de grande me gustaría ser futbolista.

Yo tengo muchas amigas y amigos que son muy buena onda. A mí me gusta ser muy buena persona con las personas mayores de edad. A mí no me gusta ser amargado porque para que me voy a amargar la vida si sé que el problema se va a solucionar. Todo en la vida se soluciona, menos la muerte.

Lo que me cambió la vida fue la muerte de mi padre. Fue en un incendio de mi pueblo y el como buen ciudadano fue a apagar el monte. Se fue como seis horas , en la tarde vino un viento muy feo que levantó la lumbre muy alto, como unos cuatro metros de altura. En eso empezó a llover y se apagó la lumbre. Como media hora después anunciaron que encontraron a un señor quemado.

Mi mamá se espantó mucho y le dijo a mi hermano que fueramos a ver. Cuando llegamos mi hermano y mi abuelo se fueron a buscarlo. Tardó como 10 minutos cuando llegó mi hermano que ya lo habían encontrado. Mi mamá le preguntó que si estaba bien  y mi hermano le dijo que lo encontró muerto.

Para mí fue lo más triste de mi vida. Desde ese día se me frenó la mi vida y yo me pregunto porque porque a mi papá si él nunca hizo nada malo. A mí ni una vez me regañó, ni me pegó. El nos quería mucho, pero Dios sabe porque hace las cosas. Lo que más me duele es que mis primos o amigos dicen que ya vino su papá o que los quiere mucho su papá. Yo me siento muy mal por eso les digo que valoren a sus papás porque es muy triste quedarse solo, es como si te rompieran el corazón en mil pedazos.

Un gran futbolista

Publicado: octubre 26, 2010 en Cuento, Mis sueños

por:  Jaasiel, 12 años.

Había una vez un niñito que se llamaba Yoni. El tenía 12 años y se imaginaba que él cuando fuera grande iba a ser un gran futbolista, pero sus papás andaban mal de dinero. El tenía un hermano más grande de 16 años y cuando creció se fue  para los Estados Unidos. Cuando Yoni ya tenía 17 años, su hermano le preguntó que si todavía quería ser futbolista y él le contestó que nunca se le va a quitar ese sueño de ser futbolista. Su hermano le dijo que cuando tenga 19 años lo va a meter a una escuela de futbol y Yoni le contestó que ya iba a ser muy tarde porque ya no lo iban a aceptar. El eso quería desde que tenía 10 años y su hermano le dijo que le iban hacer el intento y si no se podía pues nimodo.

Pasaron los dos años y el 25 de Julio le habló su hermano de Estados Unidos y le dijo que él tenía un amigo en México, que lo fuera a ver a su casa y que él lo iba a llevar a una escuela de futbol. El se puso muy contento pero su mamá triste porque él era el único que estaba con ella. Su otro hijo se fue para Estados unidos y la dejó sola, y su mamá dijo que no es posible que su hijo que siempre estuvo en las buenas y en las malas se fuera. El le dijo que ella siempre iba a estar en su corazón y al otro día habló su hermano de Estados Unidos y le preguntó a su mamá que si ya se había ido Yoni y ella le dijo que se fue a apartar su boleto y le dijo que ella se iba a quedar sola porque Yoni se iba a México. Y su hijo le dijo que mejor fuera con Yoni a México, y se fue con él y llegaron a las tres de la tarde. Se fueron a la calle Hidalgo sin número, llegaron a la casa del amigo, se dieron un baño, y Yoni y el amigo de su hermano se fueron a ver la escuela de futbol. Llegaron y le dijeron que sí lo aceptaban y él se puso muy contento y le dijeron que si quería que ya se quedara porque ya iba a empezar el entrenamiento. El se quedó y le echó muchas ganas y el sábado les tocaba un partido y debutaba ese día y anotó un gol. Yoni dijo que se lo dedicaba a su mamá y se puso muy contenta su mamá.

Moraleja: Yo aprendí que si queremos ser alguien en la vida, nos tenemos que esforzar para alcanzar lo que queremos y nunca hay que desmayar porque nuestros sueños si se hacen realidad.